DESDE 6: ‘Hipo-gnosis’ de Susan Campos

La investigadora y ensayista Susan Campos publica su experiencia en la instalación DESDE 6.

Fragmento extraído del artículo ‘HIPO-GNOSIS’ (proyecto)

Anomalía, intervención de una calle de Madrid que de por sí convoca a la acción, ISLANDIA (c/La Palma 67), nos invita a penetrar en el cuerpo de una experiencia invasiva. Pequeño “caballo de Troya” que lleva dentro de sí un imaginario mitológico, el mythos como constructor de realidad. Inaugurado el 24 de septiembre de 2011, este “espacio desierto de soledad creación compartida”, como indica en su égida, alberga actualmente una instalación de Miguel Guzmán titulada “DESDE 6″, que reúne, como indica el autor, varias piezas desarrolladas a partir del estudio de la cabeza de un caballo de Selene del frotón Este del Partenón (British Museum).

DESDE 6: 'Hipo-gnosis' de Susan Campos

Conocí el arte de acción de  Miguel en LAPIEZA (c/La Palma 15),  destacando para mí su performance “Ahogué a Irma en el Insomnio de Dirdam”, -trabajo que analizaré en otro momento, ya que me interesa como un caso de “feminismo queer”-, pero volvamos a ISLANDIA. La cabeza del caballo de Selene remite a una memoria, historia sacrificial del mythos que la instalación invita a penetrar. El espacio aparentemente reducido de la sala nos engaña, entramos y en la puerta, a dos bandas, un cencerro inmóvil y un bosque de hojas secas de abeto resuenan en un paisaje sonoro que Guzmán (colaborador de El Intruso), ha creado para abducirnos. Sí, entramos… a ambos flancos una galería de bocetos de la cabeza galopan, el trazo otorga a cada uno pesos dispares. Sin embargo, el primer dibujo es contundente, el trazo remite a una vibración, una onda de sonido que se retuerce tomando forma, hilo que encontramos brotando del ojo de una escultura al fondo de la habitación, un altar, punto de fuga, como el aparato de televisión, que contiene el audiovisual “DESDE 6/STEAMMOON”, y el vídeo que se proyecta en la pared, extraído del audiovisual. La habitación se expande. Las cabezas siguen galopando marcando el recorrido de nuevo hacia la puerta. No existen más salas que las abiertas por la experiencia hipnótica, “hipo-gnótica” en este caso, que la cabeza del caballo, en sus desdoblamientos, nos induce. El paisaje sonoro lo reitera, lo replica en ambos vídeos (televisión y pared), que a modo de “multiversos” la memoria acústica del campo abierto lleva fuera de sí en una pequeña habitación, ”espacio desierto de soledad creación compartida”. Pero ¿eso es ISLANDIA?

Para acceder al artículo completo: http://susancampos.wordpress.com/2011/12/28/hipo-gnosis/

Para acceder a la ficha del proyecto DESDE 6: http://espacioislandia.com/projects/desde-6

Artículos relacionados